NECESITO DE VUESTRA COLABORACIÓN


Cualquier sugerencia, recuerdo o anécdota, así como material gráfico será recibido con gratitud. No dude en ponerse en contacto. Gracias a todos.

email: laciudadlineal@yahoo.es

TODOS LOS TEXTOS CONTENIDOS EN ESTE BLOG ESTAN PROTEGIDOS POR EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL.

sábado, 18 de diciembre de 2010

LA CASITA BLANCA. 1ª (Anexo de la pag. 301)


La Casita Blanca construida por la Compañía Madrileña de Urbanización hacia 1900, ha sido uno de los pocos y privilegiados edificios en sobrevivir hasta nuestros días.
En la página 301 de mi obra "Un paseo por la Ciudad Lineal" se hace un  extenso repaso por su historia, desde sus inicios a principios del siglo XX, pasando por la importante reforma de los años 10, siguiendo por su reconversión en industria, su largo y agónico periodo de abandono y finalmente llegando hasta su reforma actual.

Fachada de la Casita Blanca tras la reforma de los años 10.
La fachada de la vivienda fue inspirada en otro edificio al que se le añadieron y modificaron algunos detalles.

Edificio original en el que fue inspirada la portada.
El inmueble tras su azarosa vida permaneció muchísimo tiempo abandonado dentro de una finca particular, lo que evitó que el vandalismo lo destruyese por completo. En los años 90 y principios del 2000 aún tenía las cortinas en algunas de sus ventanas a pesar de llevar casi 30 años cerrado. Las imágenes que se publican a continuación muestran alguno de estos detalles.

Fachada lateral de la Casita Blanca donde estaba el comedor.

Estado que presentaba a pricipios del siglo XXI.

La puerta principal en los años 90.

Tan solo una década separan estas dos imágenes.

El interior de la casa tambien conservaba muchos detalles del pasado, la escalera principal, mosaicos de los suelos, e incluso el techo de cristal del patio interior.

El pasillo de distribución de la planta principal en 2003.

La cocina de la casa de servicio. Parte del techo se había desplomado pero aún conservaba las cortinas.

Parte de las escaleras vistas desde el descansillo, al fondo el salón.

La chimenea del comedor en 2003.

Para finalizar esta primera parte os dejo un video que se grabó en el interior del la vivienda a principios de 2000 en el que se aprecia  el estado en que había llegado hasta nuestros días.
Esta grabación la realicé con la ayuda de mi amigo Sebastian Arabia y ha sido recuperada, remasterizada y editada para vuestro deleite.

video

Autor: David Miguel Sánchez Fernández.

sábado, 27 de noviembre de 2010

UNA CASA PARA D. LUIS MIRANDA PODADERA. (Villa Miranda)


En algo más de cuatro lotes de terreno de la manzana 85 (85-F-G-H-11) con fachada a la calle de Manuel del Valle pero con entrada desde la calle del Manuel María Iglesias por un estrecho terreno, construyó la Compañía Madrileña de Urbanización (CMU) un edificio con todo lujo de detalles para D. Luis Miranda Podadera. El terreno sobre el que iría emplazado esta construcción era muy abrupto y fue una de las causas fundamentales por las que la entrada a la finca se dio desde una calle paralela. De hecho la calle Manuel del Valle no fue terminada de urbanizar hasta los años 80 cuando el tremendo socavón que producía un pequeño riachuelo fue rellenado para realizar la rasante actual.

Solar donde iría emplazada la casa.

No obstante la parcela que era propiedad del Sr. Miranda desde hacía ya muchos años acabó teniendo entrada peatonal desde la propia calle de Manuel del Valle en el año 1926 cuando se realizó la casa, aunque existía otra entrada con camino mucho más llano para vehículos desde la calle Manuel María Iglesias.

Plano de emplazamiento. Véase el acceso desde la calle paralela.

La casa que se levantó en la parte trasera del solar en una zona muy escarpada lo que favoreció su realce. El edificio construido por la Compañía Madrileña de Urbanización bajo un proyecto del arquitecto Fernando Inciarte merecía mención aparte debido a sus líneas muy sencillas y funcionales, sin adornos ni profusas decoraciones, al igual que su distribución, aunque no por ello se escatimó en detalles. La casa se levanta en dos alturas aunque parte de la planta baja quedaba semienterrada debido al desnivel con el que contaba el terreno. Los muros de la planta baja del edificio estaban realizados en mampostería de Colmenar mientas que  en la planta principal eran en ladrillo macizo de pie y medio de espesor enfoscado a la catalana y pintado en blanco. Los tabiques divisorios se realizaron con ladrillo pardo guarnecidos con yeso negro y rematados con yeso blanco, los forjados se construyeron con viguerías de hierro laminado y fábrica, y  se solaron con baldosín hidráulico imitación de mosaicos en habitaciones y dependencias principales y rojo de “ariza” en las de servicio. La cubierta era de madera y teja árabe y toda la carpintería del edificio era también de madera pintada en verde con contraventanas del mismo material y herrajes y mecanismos de latón pulimentado. 


Una preciosa imagen del edificio tomada desde un jardín vecino.



Fotografía tomada desde el frente de la casa.

 La entrada a la casa se realizaba por una escalera de ladrillo con baranda del mismo material que subía hasta un porche en el que se instaló una  pérgola de madera. La puerta de entrada estaba rematada por un arco de medio punto y era doble,  teniendo acceso directamente a un gran hall comedor que realmente servía de distribuidor para todas las dependencias.


Planta principal de la vivienda.


Una imagen del hall-comedor.

Este poseía una ventana a la terraza con orientación norte  y desde él partían siete puertas, una para cada estancia de la casa. La primera de ellas y más a la izquierda comunicaba con una amplia estancia que se utilizaba de office y desde donde partía una escalera que bajaba hasta la planta inferior donde se había instalado la cocina. Esta era muy completa y tenía acceso directo al jardín sin tener que recorrer ninguna estancia de la casa. En ella se colocó una cocina para carbón vegetal y mineral con termosifón para servicio de agua caliente y una pila fregadero de mármol comprimido. Desde la cocina se accedía a otra dependencia contigua destinada a lavadero donde además había un pequeño retrete de servicio y otro habitáculo destinado a carbonera y almacén.


Planta de sótanos.

Volviendo a la planta superior y continuando el recorrido encontrábamos cinco dormitorios, dos de ellos grandes y tres un poco menores, todos con luz natural y vistas al jardín. Junto a uno de estos se hallaba el cuarto de baños, alicatado hasta media altura con baldosín de colores, en él había una hermosa bañera de hierro fundido. En el otro extremo de la casa estaba el despacho una estancia muy atractiva que poseía una gran ventana de cuatro hojas y desde donde se podía ver la puesta de sol sobre la capital. Dentro del propio despacho se construyó un gran armario ropero.


Una imagen del despacho inundado de luz al atardecer.

La planta de bajo-cubiertas no era habitable pero se podía acceder hasta ella y tenía luz y ventilación natural. 
Como la entrada a la finca se realizaba por la parte posterior se habilitó una gran explanada en el lateral izquierdo de la casa, donde desembocaba el camino que llegaba desde la calle trasera. En esta se instaló una pérgola y se decoró con todo lujo de detalles. Se plantaron decenas de árboles frutales y de sombra, y se construyeron algunas dependencias de servicio y un garaje en la parte más cercana a la calle de Marques del Valle. Muy posiblemente esta vivienda y su vecina construida en la misma calle un número más arriba, fueran inicialmente del mismo propietario ya que ocupaban cada una la mitad de un terreno de nueve lotes con una extraña forma de división, y las viviendas construidas en ellos eran muy parecidas externamente, aunque interiormente fueran completamente diferentes. (Para más referencias véase página 224 de Un paseo por la Ciudad Lineal) 
La casa se mantuvo en el solar hasta mediados de los años 70 cuando fue derribada, después el solar completamente poblado de árboles estuvo muchos años sin la vivienda tal y como se ve en la siguiente imagen aérea de 1975.

Una imagen aérea de la zona en 1975.

Posteriormente la parcela se unió a otras dos que había junto al camino de entrada desde Manuel María Iglesias, casi junto a Villa Paquita y formó un amplio solar donde se construyeron dos bloques de viviendas de lujo con entrada desde el nº 5 de esta calle, ya que Manuel del Valle aún no tenía acceso para vehículos. En el solar no ha quedado ningún rastro de la casa que con tanto esmero construyó la CMU para Don Luis Miranda Podadera.


Una imagen aérea en la actualidad.

Autor: David Miguel Sánchez Fernández
 
Fuentes:
-      “La Ciudad Lineal” nº 787 / 10 de Abril de 1927 / paginas 193-195
-    “Cortijos y Rascacielos” nº 3 / Invierno de 1930-31 / paginas 90-91-    

Bing maps, Google Earth, Nomecalles, y  Documentación topográfica y catastral.   Ayuntamiento de Madrid - Área de Urbanismo.

sábado, 20 de noviembre de 2010

YA ESTA A LA VENTA "UN PASEO POR LA CIUDAD LINEAL"

A partir de la próxima semana  estará a la venta mi obra "Un paseo por la Ciudad Lineal" en la que se hace un extenso recorrido por las edificaciones más importantes de la desaparecida Ciudad Lineal de Arturo Soria.



Seguramente muchos conozcan “Ciudad Lineal” y sus alrededores, pero tal vez sean muy pocos los que recuerden “La Ciudad Lineal.”  Un título más exacto para esta obra podría haber sido “Rescatando la Ciudad Perdida” por que realmente se trata de un largo trabajo de arqueología, realizado en bibliotecas y hemerotecas. La Ciudad Lineal de Arturo Soria nació como el sueño de un pensador, un hombre adelantado a su tiempo al que se le cerraron muchas puertas, pero que gracias a su perseverancia, consiguió realizar su más ansiado proyecto, “Urbanizar el campo y ruralizar la ciudad”.  Lo que surgió como un ideal en el que  convivirían ricos y pobres, terminó convirtiéndose en la urbanización más importante y saludable de principios del siglo XX, en la que muchos personajes importantes adquirieron su finca bautizándola en hotel o villa. Esta ciudad será por la que pasearemos analizando algunos de los edificios más relevantes: el teatro, el parque de diversiones, la plaza de toros, los estudios CEA, la fábrica de electricidad o su campo de deportes utilizado como improvisado aeródromo. Recorreremos su historia y la de sus protagonistas, hasta llegar a nuestros días, todo esto acompañado de planos y muchísimas imágenes, algunas hasta el momento inéditas, que nos ayudaran a ir encajando las piezas de este gran rompecabezas.

Un paseo por la Ciudad Lineal. 
David Miguel Sánchez Fernández.
Ediciones la Librería.
ISBN: 978-84-9873-098-2
Se puede adquirir en la librería de la propia editorial C/Mayor 80 a partir del día 22, y en el trascurso de la semana en El Corte Ingles, Fnac, La Casa del Libro, y librerias habituales.

lunes, 25 de octubre de 2010

COMIENZA LA RECONSTRUCCIÓN.

A través de este blog se podrán realizar aportaciones, intercambiar impresiones y ayudarnos en conjunto a reconstruir la ciudad perdida. La antigua ciudad de Arturo Soria hoy absorbida por la urbe, será reconstruida poco a poco hasta poder realizar Un paseo por la Ciudad Lineal.

Con el tiempo irán  apareciendo entradas de antiguos edificios que de una forma u otra ya han sido localizados y encasillados en su lugar correspondiente, nombre y número de la calle, propietarios, historia.

Recuerda, cualquier aportación por insignificante que parezca será de gran valor.

¡Muchas gracias! 

Tierra de María Santísima.